Punto y final

¿Cuántas veces habremos pensado demasiado por algo que no merece la pena?, ¿Cuántas conversaciones con la almohada habremos tenido en noches de verano, de invierno o en cada una de las estaciones del año?, ¿Cuántas veces no hemos llegado a ninguna conclusión?. La vida pasa, las horas pasan, los minutos pasan, los segundos pasan, y nosotros nos tiramos todo ese tiempo mirando fotos, recordando sonrisas, días de sorpresas o simplemente esos `Buenos Días` que te hacían empezar el día con la mayor energía posible.

Pero sin embargo, ahora las cosas han cambiado, habéis dejado de hablar, habéis dejado de confiar el uno en el otro, habéis terminado como aquello que temíais desde el momento en que os conocisteis, ser simples desconocidos que se conocen muy bien. Te incomoda verle, pero sin embargo no borras esos recuerdos representados en besos, en fotos, en conversaciones. Esos recuerdos que guardas en tu baúl más preciado, tu corazón. Y te sientes impotente porque no eres capaz de admitir que todo ha terminado, que esa persona con la que compartiste días y días ha desaparecido, ha dejado de formar parte de tu vida, ha terminado con tus ideas de formar una familia feliz, las cenas a la luz de las velas con el sonido de Jason Marz de fondo y el viento acariciando tu cara. Llegas a la conclusión que tienes que poner un punto final, ese signo de puntuación que nos han inculcado desde pequeños y que tanto nos cuesta escribir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s